Historia de A-B-C Packaging

 

Going the extra mile required a little innovation as this custom case sealer for washing machines was transported by crane from the railcar to the customer's packaging floor. The sealer's oversized frame made it too large to move through the doors of the Maytag production plant.

Hacer nuestro mejor esfuerzo requirió algo de innovación cuando esta selladora de cajas a medida para máquinas lavadoras fue transportada por grúa desde el vagón de ferrocarril hasta el piso de empaquetado del cliente. La estructura de enorme tamaño de la selladora la hacía demasiado grande para atravesar las puertas de la planta de producción de Maytag.

Loading up a truck with a case sealer, A-B-C originated the traveling packaging show. The van traveled across the nation, bringing A-B-C's new technology to the plant door.

Al cargar el camión con la selladora de cajas, A-B-C dio inicio al espectáculo de empaquetado itinerante. La camioneta atravesó la nación, llevando la nueva tecnología de A-B-C hasta la puerta de la planta.

A-B C packaging machines were valued for their reliability in glass plants, where they operated 24 hours a day. These semi-automatic case erector / sealers fed the glass packaging lines on the production floor below.

Las máquinas empaquetadoras A-B-C eran valoradas por su confiabilidad en las plantas de vidrio, donde operaban 24 horas al día. Esta armadora/selladora de cajas semiautomática alimentaba las líneas de empaquetado de vidrio en el piso de producción que se encontraba por debajo.

The Tarpon Springs plant was acquired in 1955. Today the headquarters of A-B-C occupies this location, with a new, larger building that includes engineering, sales and production.

La planta de Tarpon Springs fue adquirida en 1955. En la actualidad, la sede central de A-B-C ocupa esta ubicación con un edificio nuevo y más grande que incluye ingeniería, ventas y producción.

Today, A-B-C machines travel from the production floor to customers' plants in many different industries around the world.

Hoy en día las máquinas A-B-C se trasladan desde el piso de producción hasta las plantas de los clientes en numerosas industrias diferentes alrededor del mundo.

En 1940, en la ciudad de Quincy, Illinois, Morris P. Neal fundó A-B-C Packaging Machine Corporation. El Sr. Neal, ingeniero de profesión, diseñó las armadoras y selladoras de cajas originales que automatizaron la línea de empaquetado. El equipo de A-B-C se hizo conocido por su simplicidad y confiabilidad, y el éxito de la compañía creció. Pronto, la línea de productos se amplió hasta incluir equipos de manipulación de botellas y latas, y desencajonadoras de botella.

En la década de los cincuenta, Florida era el estado de más rápido crecimiento en la Unión. El Sr. Neal mudó las oficinas de la compañía a Clearwater, y la planta de fabricación a Tarpon Springs en la costa oeste de Florida, y se sumó así a los miles de estadounidenses que iban en busca del clima templado y las florecientes oportunidades de negocios que el estado ofrecía. La mudanza demostró ser fructífera, y la compañía triplicó su tamaño. La línea de productos creció hasta incluir las primeras selladoras de cajas que utilizaban un nuevo adhesivo termofusible de pegado instantáneo.

El 12 de octubre de 1951 A-B-C se hizo miembro del Instituto de Fabricantes de Maquinarias de Empaquetado (PMMI, del inglés Packaging Machinery Manufacturers Institute), y la gerencia de A-B-C se sumó a otros pioneros del empaquetado en una reunión del PMMI en el Club Mid Pines en Southern Pines, North Carolina.

A principios de la década de los setenta el hijo de Morris, James L. Neal, pasó a ser presidente y la compañía continuó creciendo. Los últimos años de la década de los setenta fueron testigo de otra revolución en el empaquetado, con la introducción de la botella de bebida de politereftalato de etileno (PET). A-B-C desarrolló innovadoras líneas de empaquetado de botellas PET que vinculaban las armadoras de cajas, las insertadoras de separadores en H, y las insertadoras de almohadillas para ayudar a que las moldeadoras por soplado pudieran seguirle el paso a la demanda creciente.

Para 1981, casi todas las moldeadoras por soplado del país estaban utilizando líneas de empaquetado construidas por A-B-C. Pionera en adaptar las exitosas innovaciones de maquinaria a los mercados estadounidenses, en 1977 A-B-C firmó un acuerdo con Max Kettner GmbH y estuvo entre las primeras compañías de los EE. UU. en adaptar los diseños de maquinarias europeas para manipulación de botellas a la industria de empaquetado de los EE. UU.

A medida que la industria de empaquetado se consolidaba en las décadas de los ochenta y de los noventa, A-B-C se mantuvo ferozmente independiente bajo la dirección del presidente Donald G. Reichert. La red de ventas de la compañía se extendió hacia el Caribe, México, América del Sur, Australia y el Lejano Oriente. La línea de productos se amplió hasta incluir paletizadoras de cajas, insertadoras de separadores, cortadoras de aletas y despaletizadoras a granel.

En la actualidad, el establecimiento de A-B-C en Tarpon Springs abarca 100,000 pies cuadrados, con aproximadamente 10,000 pies cuadrados destinados a oficinas generales, ventas e ingeniería, y los restantes utilizados para fabricación, ensamblaje e inventario de piezas. Las máquinas A-B-C operan en todo el mundo en numerosas industrias, incluidas las de alimentos, bebidas, productos químicos domésticos, componentes electrónicos para computadoras, cosméticos, y fabricación de botellas de vidrio y plástico.

Al enfrentarse la compañía a los desafíos del siglo XXI, bajo la conducción del actual presidente Mark Reichert, lo hace con un enfoque continuo en la calidad, la innovación y el servicio. Más de 74 años en el negocio han demostrado que el firme compromiso de prestar servicio a los clientes garantizará el éxito mutuo en el futuro.